domingo, 20 de mayo de 2012

Demasiado delante de la niña

Fue el día aquel en que nos levantamos a las 2 de la tarde para desayunar. Estuvimos toda la mañana echados en la cama revisando páginas astrológicas que decían quien eras, cual era tu personalidad secreta. Descubrimos que en tus vidas pasadas habias sido un revolucionario intelectual a favor de los derechos humanos y de la mujer. Sera por eso que te amo tanto, me rio, te extraño tanto. Fuimos al mercado a desayunar un par de jugos, lúcuma con leche para mi, plátano con leche para ti.

-¿Y que es de tu amiga Cecilia? –dijiste.
-Bien, hoy día va a remodelar el cuarto de los bebes.
-¿Jueves?
-Si, me ha pedido que vaya a ayudarla.
-Vamos, pues.

Ay Cecilia, él me siguió, me insistió en venir a ayudarte. El bebe esta durmiendo, felizmente, pero Luciana, la pequeña, la de 3 añitos, no dejar de estar revoloteando por toda la habitación, desordenando lo que nosotras ya pusimos en su sitio.

-Ay, Cecilia, soy feliz pero la felicidad no es productiva…
-No se puede tener todo en esta vida. Habla mas bajito, no te vaya a escuchar tu chico. Pero cómo les va, cómo te va…
-¿A veces no te dan ganas de romperlo todo? Destrozarlo, aniquilarlo, tengo sed de aventura
-¡Has visto esa película donde la ciudad queda destrozada! ¿Cómo se llama?
-Ay no se, pero a veces siento que falta emoción, debería haber un terremoto pronto
-Oye si, el otro día vi un documental sobre el terremoto de Fukushima, parecía el fin del mundo
-¡Eso! ¡Debería ser el fin del mundo pronto!
-Cállate oye, vas a despertar al bebe.

Amor, puedes poner esta mesa por acá. Estos cojines van para allá. El camarote lo moveremos así. Hay que sacar la bolsa de basura también.

-Aj qué es esta porquería
-¿Que?
-Ceci, esto de aca, parece carne podrida
-Ay no, seguro se salió de la bolsa de basura… menos mal cayo encima del periódico, hay que botarlo…
-Pero es el periódico de hoy
-Compras otro, ahí viene tu chico, dile que se lleve todo esto
-Aj, apesta
-¿Qué paso?-
-¡Qué se te cayo esta mierda mientras sacabas la basura! Llévatelo. No me mires así, solo llévatelo. Ay Cecilia, a veces me dan ganas de matarlo, como si fuera un cachorrito y torcerle el pescuezo ¡quien te manda ser tan tierno y obediente! ¡Así!
-Cuidado con mi plumero
-Mami…
-Oh Lucianita, que pasa
-Tengo un cuento, mami.
-Oh que linda tu hijita, hace unas semanas aprendio a hacer oraciones y ahora ya hace cuentos, que risa…
-Amor, ya eche eso que apestaba y ya me lave las manos.
-Bien amor, ahora ven, vamos a escuchar el cuento de Lucianita… Atentos los tres por favor, que risa
-Se llama Jueves, día del fin del mundo. Ellos decidieron matarlo, romperlo, partirlo, estrujarlo, aplastarlo, demolerlo, destrozarlo, pisarlo, golpearlo, reventarlo, aniquilarlo, mutilarlo, asesinarlo…
-Creo que hemos hablado demasiado delante de la niña…

¿Cuando regresas con esta cancion otra vez? ;)

miércoles, 9 de mayo de 2012

Así que quieres ser tigre, entonces yo seré serpiente

Los vi como un par de colegiales.

Se puede ver divertido desde afuera pero no se si desde adentro permanecer en ese estado sea realmente estimulante. Lo digo porque a mi me gusta reposar.

En la fiesta por ejemplo, que era de disfraces, yo preferí uno de María Magdalena, y así vestida de María Magdalena, muchas veces confundida con la mujer adúltera que se menciona en la Biblia, me senté en el sillón a tomar el trago con mis amigos robots, payasos y james bonds. ¡Tú lo amas!, me decía la bruja, tú lo amas, oh sí. Y yo, ¡no!, ¡jamás!, solo fue un agarre... Me puse de pie para escapar de la avalancha de preguntas, al parecer fue demasiado sorpresivo soltarles lo del beso y el apapacho entre él y yo. Fui hacia la puerta para salir de esa habitación oscura que retumbaba por las preguntas y aún más por la música que llegaba de lleno no sé de que parte de la casa. Apenas abrí la puerta… entraron ellos en capachum. Él la llevaba cargada en la espalda sujetándola por las piernas y ella se sostenía dulcemente de su cuello. No pude escapar a la avalancha de su diversión, sus carcajadas al cielo, sus cabellos sueltos, su disfraz de colegiales. Fueron directamente al asiento que dejé vacío, ella cayó con estrépito y él encima de ella con ternura, todos se rieron y me miraban, sobretodo las amigas, ¿Oye huevona, este no es el que te habías agarrado?, me decían sus ojos. Mira qué lindo se divierte con su novia. Pero claro, mientras María Magdalena era la disforzada y se negaba a amar, la colegiala dijo, simplemente, sí.

Salí por los pasillos entre los demás agarres y abrazos que la penumbra y la música cobijaban. Es que soy una aburrida del carajo, pensé. Mientras tanto, ellos, los del sillón, restregándome en la cara su amor, su divertido amor con color y juventud. Me paso su reverendo amor por los reverendos huevos que no tengo. Y que dios me ampare hasta la próxima encrucijada, hasta el próximo delirio, hasta la vista de quien me haga sentir cosquillas de tan solo mirar.


una vez me dedicaron esta cancion :3 Hidrogenesse - disfraz de tigre

me encantan estas chiquillas!!!! son serias! jajaja :3 G.G. run devil run