miércoles, 29 de julio de 2009

Las burbujas del champagne y del mar que hacia arriba van

-No me gustan mis ojos, Mar
-¿Por qué?
-Porque te reconoces única al mirarlos
........................................................................................................................................................................
Champagne

Aún era difícil sentirse lejos de la costa pero ella seguía intentando calentar sus manos al sol en la proa del yate que cada vez se hacía más pequeño por cierta presencia que no dejaba espacio para esconderse o disimular el rostro azorado. Los bocaditos seguían ahí, pero ella prefería aún mostrar su espalda fuerte, gruesa, ancha, de señora.
Tu espalda tiene presencia le habían dicho hace unos días. A pesar del calor y de que todos andaban en ropas ligeras muy de acuerdo a las circunstancias, ella seguía con un aburrido polo manga corta mirando hacia el mar y su sombra quisquillosa en el mar. Era feliz. Estaba feliz. Todo había resultado bien, su cabello oscuro flameante por el aire la despertaba del recuerdo de su duro camino, del recuerdo de su alma vieja manifiesta en la palma de su mano derecha; la traía de vuelta al momento aquel latigazo conjunto y volátil.
Eran amigos los demás que pisaban la plataforma sobre la que se navegaba sobre el mar, a ella le gustan los detalles mínimos que te hagan dar cuenta de tu existencia, por eso te ponía el día en un azul pleno. El sol para que te asombres del amarillo reluciente, y la transparencia aparente del aire e incluso del agua marina. Navegar puede ser lo mismo que flotar.
-¿Ya podemos servir el alcohol?
-Claro…
-¡Salud por nuestra querida amiga!
-Déjala, no quiere hacer nada hasta no sentirse fuera de "tierra a la vista" jajaja...
-Después le contamos del bautizo del botecito
-Estaba buena esa botella de champagne que no quería romperse!

Cuando ella llegó al yate ya todos la estaban esperando arriba para zarpar inmediatamente. Él salió mucho después con la bandeja repleta de bocaditos exquisitos, alcachofas, camarones, sashimi, sushi. Fue entonces cuando la había visto de espaldas; luego, voltear un rato para entender el reciente barullo y sonreír con su cara de niño. Pero no correr de inmediato tras la novedad de la comida y el brindis. Es un niño observador, pensó, un tanto temeroso. El resto se acercó contento y entusiasmado dejando la imagen radiante en la baranda del bote. ¿Acercarse a ofrecerle algo personalmente, así, sin que se la hayan presentado? ¿O felicitarla por lo que sabía había pasado, sin conocerla, y era el motivo de su presencia misma?

Se le adelantaron, una amiga, la mayor, la anfitriona. Le llevó un bocado de alcachofa. Como se esperaba fue casi repelida de inmediato, su energía era así, cómodamente solitaria. Entonces volteó para hacer de su degustación todo un espectáculo, poco a poco los mordiscos pequeños y luego los dedos chupados. No era inocente tal acto que pudo acorazarse tras su espalda. Era una señal que aún no se atrevía a dirigir los ojos. Él no dejaba de observarla en ningún momento, si ella no se acercaba al grupo era porque él en cierta forma se lo impedía. En el espejo del baño pudo ver que el brillo de sus propios gestos también era evidente.

Mientras tanto yo soñaba, tendida boca abajo en mi cama, con los brazos hacia arriba dormía como un bebé muy profundamente. Apenas me eché, dormí, así estaba de cansada de todo. Ella me había acompañado a mi cuarto para hacer allí el trabajo, pero se fue para dejarme dormir sin que yo le diga nada. Seguro me vio dormida de un momento a otro y ya no quiso despertarme. Quiso trabajar conmigo pero yo me quedé dormida. Y yo soñaba con él, con que me había dicho que yo era su bebé. Era feliz en mi sueño, me daba miedo su extrema seguridad pero lo admiraba. Me sentía suya, el cuerpo ya explorado y hecho su territorio, ya conectados nuestros caminos y nuestras voluntades. Las palabras siempre estaban demás si él estaba ahí, mirándome y sacudiéndome para que yo saliera del pánico de verme descubierta, de que abran la puerta, de que me vean… Me limpiaba los ojos húmedos después.



-¿Sabes qué número de amante eres para mí?
-No me lo digas, no me interesa
-El último… Oye, soy feliz

Él suspiró, cobró su verdadera fragilidad; ella había podido llegar a ese punto, hacerle cosquillas divertidas en la dureza de su espíritu.

-Pareces un niño, tienes todos los gestos de un niño, mongolita
-¿Te casarás conmigo cierto?
-Mira, si esto se pone serio y se formaliza lo de nosotros, me caso contigo

No puedo seguir durmiendo, me sacudo entre las sábanas, he lavado toda mi ropa, he ordenado mi escritorio… ¿por qué te fuiste? ¡No te vayas! Has dejado tu hálito en mi cuarto sólo porque me quedé dormida, ¿Y ahora qué haces?... Le pregunto a mis padres y me dicen que los has convencido, le pregunto a mi hermano y me dice que lo convenciste, la gente de la universidad me responde lo mismo… en toda la ciudad no se habla de otra cosa y te veo por la televisión con tu destellante color prismático de pez del mar, mar que siempre fue tu puente para bajar del cielo a la tierra…

Corro detrás de ti, acelerada y no sé qué haré si te encuentro, o preguntarte o reclamarte o adorarte más en los altares de las copas rotas de Champagne, donde ya queda sólo una copa porque las otras dos se han roto, o mejor dicho, han terminado de romperse. ¿De qué has convencido a todos, qué te celebran en el yate navegando sobre el mar?

Está cada vez más lejos de la costa. Y él ya en su vida después de treinta segundos que sentenciaron el resto de su vida al mirarse a los ojos por primera vez cuando él salió del baño. No sé cómo llegaron a conocerse ni a entregarse, tal vez ella le susurró al oído “hay cosas más sublimes que pueden hacerse con un cuerpo desnudo”, y él vio que la magia existía desde sus puños al acariciarla. Con la violencia sutil de un ave que despega de un circuito en llamas, del fuego de una fogata. Amándose siempre, pluma y sesos, lo que se consume en cenizas y lo que permanece para siempre en el vuelo del aire. Nadie puede hacer nada contra eso.

Llegué corriendo, por si acaso. Cuando estuve donde debía el barco ya había partido, llevándoselos directo al sol del cielo, arriba, a fundirse para permanecer.

martes, 14 de julio de 2009

¡Les doy dos semanas!

Veras... cuando no creo en algo doy una sentencia temporal, ya pasó temprano, hace mucho que me funcionó. Pasó varias veces, y hasta me la han regresado con eficacia. Ahora la mando de nuevo jijiji... Me siento una hechicera, en fin, que se haga la santa voluntad que me saca de la cama como con un resorte a practicar nuevamente mi existencia, asumida con gratitud. Mi gripe no era porcina yeeeee!!!!!!!!
Ah por cierto, me gusto mucho verte el otro dia, no se como me pusiste.

Una canción romántica y un cuento brusco:




La vieja y el pescador

Así era yo, que hicieran de mí lo que quisieran, ver su sonrisa junto a mi presencia en sus vidas... era feliz
Así hablaba la vieja que de repente se sentó a su costado. El pescador había terminado su jornada y descansaba tirado en la playa al lado de su bote de madera bajo el sol pleno del mediodía, comía algunos bizcochos de yema.
Bien vieja, me parece que has vivido bien, sí, siento lo mismo de los pescados para no sentirme mal, pienso que están hasta agradecidos
He visto algo en tus ojos de rata, he visto la yema amarilla
Jaja...Ay, tu cabeza es una caldo, debe ser el sol...

La vieja llevaba un sombrero que poquísimas veces dejaba contemplar su rostro en toda su magnificencia. Ajado, sombrío y oscuro, tenía sin embargo una mirada de relámpago que iluminaba en calidades fuertes. Observaba el cuerpo jugoso del joven con un asombro de redescubrimiento, el pecho apenas bronceado, las manos duras pero hermosas, la frescura de la playa... Empezó a rodear el bote arrastrando los pies en la arena y descubrio que no tenía nombre

No tiene nombre tu barco, hijo
Quiero ponerle el nombre de mi esposa y todavía no tengo esposa
¿Y esa chiquilla que te mira?

Voltió hacia donde el gesto de la vieja lo dirigió. Verdaderamente, había una chiquilla, casi una niña, que se había detenido en el camino para observar el bote y la escena.

Quién será, no la conozco, soy nuevo aquí
Yo también soy nueva aquí

Había vuelto a sentarse y convertirse en una especie de piedra viviente donde no se distinguían bien piernas y brazos, solo un sombrero, bajo el sombrero una cabeza y bajo la cabeza un bulto. Sus faldas voludas de colores opacos eran abundantes.

No se que voy a hacer el resto del día, vieja, antes que me de sueño
Hemos regresado, hemos vuelto a donde empezamos aqui, estamos bien, hay fresco, sol, cosas pequeñas, nada apesta
¿Por eso viniste? Tal vez por eso yo tambien vine aqui, pero yo pescador y tu vieja jajajaja
Y tu puedes tener esposa, chiquilla que mira, hijo, yo ya no
Pero ya viviste pues, tienes pinta de haber criado muchos perros, gatos
A ti no mas te he criado- Y escondio sus ojos bajo el sombrero de paja
Vieja...si fueras mas joven tal vez

El tiempo era el vencedor en la playa, se deslizaba sencillamente a lo largo de todo el azul y el cobre, cada segundo era cada granito de la arena y quedarse quieto daba lo mismo que moverse. Ambos lo sentían en sus pies calientes y descalzos. Se acabaron los bizcochos. La vieja no renegó de que no le hayan ofrecido ni una migaja, al contrario, sonrio al comprobar que en ningun momento parecio que la intencion de su acercamiento era esa.

Quema, esta bien caliente, que rico
Es el sol que te dije, en tus ojos, en el cielo, amor, niño
¿En qué época de tu vida te gustaría estar ahora?
Aqui no mas, de aqui no me muevo, solo me despierto a esperar estando aqui, ahora tu, tarde
A mi tambien me gusta estar aqui, no se si estare tarde o temprano, pero estoy jajaja
Sonrisa ves?, yo y sonrisa tuya
Si, gracias por acompañarme, te voy a dar pescado para que comas desde mañana
¿Ya tienes casa?
Duermo en el barco a veces para levantarme temprano, o en la casa de unos amigos
Te puedo dar mi casa, te puedo dar chiquilla que mira
Te ves sola vieja
Siempre he sido sola, como tu
¿Y entonces quienes, antes, te tenian?
Tenian, bien dicho, pero contigo no mas he sido, soy
Ah, gente ingrata, yo si ire a tu casa, vieja, alcanzara para los dos, puedo ayudarte a limpiar
Ya limpie ya, ya hice la comida
Bien, y...
Tendrás chiquilla, verás, te miró bien. Si no me hubiera adelantado en venir hubiera sido yo la del camino
Tu te has adelantado y yo me he retrasado jajajajaj Pero la proxima vamos a quedar de acuerdo en llegar a tiempo
Verás...

lunes, 6 de julio de 2009

Tallarines a la diabla

-¡SON LOS ESTORNUDOS!
-No cojuda, son los escalofrios, o Ella Fitzgerald que esta mejor que nunca con su gran vocecita
-Es que ese dia viste a alquien que se le parecia tanto pero era una mala fotocopia y para colmo gay!
-Es que te dejo... creo que Arbolsam te dejo no?
-¿Señor Árbol? Era un buen tronco del qué aferrarse
-Es simplemente que estás resfriada y hoy te levantaste sin ganas de estudiar
-Haberlo visto tan sonriente
-Como en su sueño donde esta corriendo y lo persigue un toro, detras del toro un oso,detras del oso un leon y no lo alcanzan. Asi cruza rios y praderas y bosques, y desiertos y caminos muy raros y extraños hasta que llega a una especie de arena color de trigo y son leones, viejos, jovenes, blancos grandes y chicos. Entonces está rodeado de leones salvajes garrita loca y no sabes que pasa?... escucha un voz que le dice "muchacho: coloca los leoncillos a sus madres para que mamen", de repente ya está en una cumbre de leones con miedo pero no le hacen nada, al lado de las leonas hay un hueco, de un muro, hay una salida ¡ya!
-¿Qué será no?
-Será que se te paralizó media cara con la hemiplegia, fuiste a la posta y nadie atendía.
-Demasiado aire frío, Mar
-Me gusta que me digas Mar
-Es mi costumbre de ahorrar las cosas
-El mar está compuesto así, de un montón de gotitas que dicen mar y lo hacen grande, lo hacen ser de verdad el mar
-Un montón de cositas dices?
-Sí, como que jamás quiero volver a verlo
-Como que siempre te gustan los opuestos o los que no deberían gustarte
-Como que me gusta el vino
-Como que ahora todo te llega al repincho
-Que dicen que no tienes pero en realidad sí
-Pero tambien se enamoran de ti quienes tu menos imaginarias no?
-Suele pasar, a cualquiera creo

Espera, suena el telefono. Aló? No! No soy ella! No soy yo!
-¿Que pasa cuando te dicen "gracias por llamar"?
-Es como si te dijeran "no debiste tomarte la molestia"
-Y eso es "mejor no lo hagas más"

Mejor no. Espera, vuelven a llamar...
Si? No! NO soy ella! No soy yo!!
-Disculpa, vuelven a preguntarme otra vez por esa chica, la confunden conmigo, o mejor dicho la buscan a través de mí como si yo fuera su mensajera o transmisora
-Un buen conductor de energía
-¡Qué carajos! ¿Acaso te ha dibujado tanto?
-Más que enseñarte, ha venido a confirmarte varias cosas, y otras a aclarartelas, a mostrartelas con ese enredo de las palabras
-Le seria dificil creer que conociste el vacio a los 15, casi no te escucha
-Pero se compara conmigo muchas veces, "con razon somos asi" dice
-Siento que es un regalo de la providencia
-Por ejemplo eso de armar teorias personales ya se te habia ocurrido muchisimo antes
-¡Claro!...ahi esta "La nueva gracia"
-¿Ya sabes que es?
-Un viaje circular a lo mismo de siempre

Hay personas a partir de las cuales puedes formularte un antes y un despues de ellas en ti.

-Oye, y ese chico que te besa cada dos meses?
-Jajajaja, a que viene eso? Tan bien que estabamos mi cielo
-Pregunto no mas, ahora que sabes que se basa en los hechos
-Si pues, prefiero los idealistas como tú

Pero, o sea, ya no me enamoro de nuevo, ya no me enamoro de vos de nuevo...

Pero hay algo que quieras decir y no puedes?
-No es chamullo, es amor
-¿Con quien?¿Para quien?
-Muchas veces canto para mi misma, esta es una de esas veces
-¡ESo si es chamullo! Ya! Confiesa que lo sigues queriendo! Que tan dificil se te hace verlo con otra?
-No me dio risa, ni tampoco pena, ni amargura... solo ganas de escuchar a Ella Fitzgerald
-UNa de tus amigas penso que irias a la fiesta con el
-Eso si me parecio bien gracioso
-Mejor suenate la nariz, ahora
-Pero que conste que es solo el resfrio!!!!
-Ya murieron dos
-¡Que sean tres!


"no seas tan tragita pe

mira que hora son

todavia es la hora del lonchecito carajo

y ya estas penando

guarda tus cosas para la media noche

bueno bueno"

-Mejor olvidate y no te les acerques mas
-Es mejor no hacer, se hace mucho en el no hacer
-Sabes que frase es la que corona la semana? "Dime a que telo vas y te dire quien eres"
-Jajajaa... Hotel Don Lucho, donde se come rico...jajjaja
-¿Y si no vas a ninguno?
-Es que eres casero como un gato
-Oye, verdad, se comieron al gato Moro
-Y su madre Gala esta cada vez mas loca, esta vez nos sorprendio corriendo de un extremo al otro extremo de la casa desesperada como si estuviera en un incendio, ni siquiera recibia los cariños
-¿Por que me habla?
-El otro es un tarado que no entiende: no lo quiero cerca para nada
-Hay gente bien chevere que sí te quiere cerca
-Raro, sientes que espantas, o que solo estan para no sentirse tan mal consigo mismos: tu estas peor jajaja
-¡Ay si ella supiera cuanto nos parecemos!
-¿Sabias que la otra, la que amenazo con pegarte y se llama Constanza y te llamo estupida se quiere ir a HOlanda?
-Todos quieren ir a HOlanda porque alli si hay cerebros
-¡Me encanta como descalificas a medio mundo! Eres bien mierda
-"A veces para salvar a alguien tienes que embarrarte en la mierda"
-Un poco de limonada caliente con miel
-¿Quien te ha enseñado los secretos?
-Es que estas solita en la piramide escalonada, pobesita
-Callate! imbecil!
-¿Y cuando te dicen bonita?
-Que le echen la culpa a mis papas (jajaja, eso si me lo enseñaron, pero no el saberme la ultima en cualquier aspecto, escribia infima a los 16, antes de cualquier cosa)
-¿Entonces que es la belleza para ti?
-LOs conjuntos



-¿Te sigue doliendo la garganta?
-Jode como mierda
-Eso te pasa por bailar toda la noche con antifaz y con los labios rojos
-Ojala rojos toda la noche
-¿Que haras?
-El pez nada



EL LINK:
http://youtu.be/FQ4zObtAOuI
mi confesion- proyecto gotan. no es chamullo, es amor.