martes, 6 de noviembre de 2012

Un rapidin con Maripussy

He aprendido a sobrellevar sola mis fiebres, mis enredos, mi flojera. Ahora me acomodo en el sillon a la espera de nada, no espero, el mundo es el que me espera a mi. Quiero arrancarme la cabeza todos los dias de mi vida, y ahora las amigdalas que no me dejan fumar y beber a mi antojadizo deleite.
El chico que me gusta tiene novia y se aleja paso a paso de mi horizonte de esperanzas. Sin embargo, ya no pregunto por el, cuando me siento con las madres a almorzar ven en mis ojos y en mi boca cerrada un silencio que no se atreven a interrumpir. Le digo a una, el ahora es mas inteligente, ahora es mas hermoso, en mis ensueños le digo simplemente "fantasy". Porque es pura fantasia nuestro amor, ilusiones que se forjan con el tiempo, porque es tanta la distancia entre los dos...
¿Crees en el amor a primera vista? Cuando lo vi por primera vez dije demonios, un chico lindo, y asi como nos conmueve una flor pero no por ello la vamos a arrancar de sus raices, asi deje que pasara, como otro chico lindo mas. La tragedia comenzo al darme cuenta de que el habia percibido algo similar y me empezaba a mirar. Cada vez que nos teniamos que cruzar se generaba una tension, una cosquilla, un incipiente dolorcillo en las sienes. ¡Por que dios tiene que ponerte al frente a alguien que no sera para ti! En esos tiempos yo tenia fe, creia que las cosas no suceden por gusto, que las casualidades no existen, que las lineas del destino podian unirse... craso error. Soy debil, debil de unos ojos que me miran con dulzura y cierto deseo, cierto amor. Debil pero no loca, yo se lo que vi, se lo que sintieron estas manos afiebradas.
Todo esto es escupirte de una vez a la cara, si llego el punto en que no debo esperar verte frente a frente es la hora de escupir toda esta molestia, abandonar mi ensueño contigo, gritarlo desde el fondo de las entrañas: "adios, fantasy" "fue lindo haberte conocido" "hare de cuenta que no existes" NO VOLVERE A PREGUNTAR POR TI. Mi cuerpo se sumira en un silencio beato, porque si yo he recorrido cuerpos ha sido siempre a la espera del tuyo.

Ohhh Ce la mour

martes, 16 de octubre de 2012

Vamos a ver qué pasa

No sé cuando habre escrito esto pero es lo que te quiero decir ahora. Lo encontre mientras ordenaba unos papeles, estaba perdido y hoy ha regresado. Hace años vivo pendiente, no siempre pero casi casi, de la casualidad que nos haga encontrarnos. Hoy, por fin, todo esta en orden.


Embrujo regresa descolorido
hondo, gaznápiro
crecido
late a veces, sombra al suelo
los aguijones a cuestas
espaldas
de las uñas incluso cortadas
cada paso aplasta más la manzana del mundo
Y es la linealidad cruda
la dirección exacta
la autoconsciencia maldita
Entre los dedos se enganchan los dedos otros
apretando en el interior
al crear la nada
pero crearla...
He muerto ya varias veces.


lunes, 8 de octubre de 2012

No molestar

A pesar de los años la figura que quedó de mí se resiste a abandonarte.
Basta una canción y divaga el alma nuevamente en los abismos
esos trópicos de electricidad que hoy me miento creer ver en otros ojos
o quizá sí
o quizá no quiero ya tu voz
ni tu cuerpo
ni el calor de un beso seco y cerrado

si por fin me dejara tu sombra traviesa
tu maldito número maestro diciéndome
encuéntrame
vuélveme a encontrar
si puedes

¿acaso en ese nuevo rostro veo alguna luz tuya
o de tu vida?
¿es que muero por lo que pueda ser un poco de ti?
Ahora entiendo
detrás de ese nuevo sujeto deseado te escondes tú
Entonces
a abandonarte
hasta que seas tú el que regrese a buscarme


hearts

miércoles, 29 de agosto de 2012

Imsomnios

¿Me echare a ver peliculas tontas otra vez? ¿me rascare hasta cansarme de mi cuerpo? Ire por agua, ire al baño, ire al espejo. ¿Lanzare de nuevo las monedas para preguntar por ti? ¡Cuanto me gustaria enseñarte sobre las monedas! decirte que si, no es broma, puedo reconocer el futuro, esta en mis manos.
Quiza otra vez pase toda la noche imaginando nuestra primera conversacion, mis estupidas primeras respuestas y los tropiezos involuntarios cuando tus ojos se posen sobre mi con el sonido de tu voz saliendo de tus labios. ¡Tu, tu, tu! Una vez mas mi tema para quedarme despierta toda la noche es el amor.
------------------------------------------------
No. Tu no. Es incierto lo del amor eterno, al menos entre heterosexuales, creo.
Antes soñaba y narraba mis sueños, pero ultimamente no me ocurre nada verdaderamente interesante o estimulante al soñar. Es como si mi inconsciente se hubiera dormido en lo profundo de la monotonia vital.
¿Sera esta la causa del insomnio? ¿que soñar se ha vuelto aburrido?
-----------------------------------------------
Una de las ultimas cosas que me ocurrio fue haber sido raptada por una especie de guardianes de almas. Estos guardianes se encargaban de redirigir las almas al momento de morir, hacia su nueva vida. Eran dos y me llevaron hasta la cima de una montaña donde hacian su trabajo y desde la cual se veia toda la ciudad. Me preguntaron si sabia de un alma menor de 3 años que se extravio pues el cuerpo que habitaba perecio abruptamente en un accidente de transito. ¿Y yo que voy a saber?, conteste, ¿de que se trata todo esto? -Tu sabes de las monedas, no te hagas.
----------------------------
Ya ves de qué te estas perdiendo???
---------------------------
Juro, juro y rejuro, queridos guardianes, que no se de ningun alma perdida.
(Ellos me explicaron que una vida que se corta antes de los tres años, o sea antes de una adquisicion de conciencia, no cuenta como "vida" para el alma, y tiene que regresar pronto con ellos para que la redirijan hacia una nueva existencia. Tambien pude ver como realizaban su trabajo, parecia algo simple; cada uno tenia un tubo gigante que funcionaba como una jeringa succionadora pero sin la aguja, tenian mas bien un agujero muy diminuto por donde entraba el alma en forma de haz de luz resplandeciente. Era hermoso. Cada vez que moria alguien una energia roja se encendia en algun punto de la ciudad, viajaba amarilla como una rafaga hacia el tubo, se depositaba ligera, viva, muy viva, brillante. Parecia sonreir. El guardian consideraba si esa masa festiva llenaba todo el vacio del recipiente; generalmente ocurria que no, entonces disparaba hacia otro punto de la ciudad, donde un bebe estaba a punto de dar sus primeros llantos de vida. No recuerdo bien, pero esa lucecita del alma en el llanto era algo azul.)
--------------------------------
Repito: juro y rejuro, queridos guardianes, que no se de ningun alma perdida. No lo se. Por favor, ¡quitenme este insomnio de dias! (¡no se rian de mi alma deseosa de conocer el alma de el!) ¡mandenme ganas de dormir!!!!  ¡¡¡dejen de torturarme asi!!! ¡¡¡no se nadaaa de su almaaaaa perdidaaaa!!! ¡¡dejenme ya!!! ¡¡quiero sueños!!! ¡YAAAAAAAAAAAA!!!!

LOVE WILL COME THROUGH - travis
If I told you a secret You won't tell a soul Will you hold it and Keep it alive Cause it's burning a hole And I can't get to sleep And I can't live alone In this life
So look up, take it away Don't look da-da-da-down
The mountain
If the world isn't turning Your heart won't return Anyone, anything, anyhow
So take me, don't leave me Take me, don't leave me
Baby, love will come through
It's just waiting for you
And you stand at the crossroads Of highroads and lowroads And I've got a feeling It's right
If it's real what I'm feeling There's no make believing The sound of the wings Of the flight
Of a dove, take it away Don't look da-da-da-down
The mountain
If the world isn't turning Your heart won't return Anyone, anything, anyhow
So take me, don't leave me Take me, don't leave me
Baby, love will come through
It's just waiting for you





sábado, 21 de julio de 2012

Peregrina

Creer que se trata de un viaje de aventuras
donde el sueño gobierna

Los parpados con alas
y la piel persiguiendo el color verde oscuro de una casa
para poder sobrevivir a esta jornada
una casa donde habita el amor
con ojos de frio mar taciturno

Es lo que queremos
pero su ausencia nos revitaliza
nos abre cada poro en pos del deseo
y la felicidad se llama
una casa verde
de eternas puertas cerradas.

jueves, 21 de junio de 2012

66% rayon, 18% nylon, 16% angora rabbit hair

No pues, eso no es poesia, no quiero pecar de descortés diciendo que es pura basura, pero lo que pude leer simplemente me aburrio por su falta de sentido. Hay imagenes muy buenas, claro, que las nubes rozan tus escrupulos purulentos, que la grana benigna de tu asombro no resiste un dia nuevo, no, espera, ese ultimo verso si es mio y si me gusta. En fin, qué tiene de especial una cojuda cualquiera fumando un pucho, o sentada en un botecito o usando lentes marrones cuando es invierno??? O sientiendose arbol cuando las palabras que pretenden comunicar eso son pura savia ajena. La sensacion cuando leo poesia autodirigida de este tipo es la siguiente: como si estuviera flotando en las aguas sucias de tu ultima ducha. Y entonces, lo unico que tienes de arbol son las hojas con las que imprimieron tu poemario. Pobre arbol, tal vez en el fondo de su ser hubiera deseado teminar sus dias convertido en algo mas util, como la sillita donde se da de comer a un bebe.
Fue tanto asi que no pude continuar leyendo, sentia que si continuaba perderia valiosos, valiosisimos minutos de mi vida. Preferible ir al sofa y ver una serie de Warner, es algo mas entretenido.
A los malos libros se los deja como a los malos amantes: de un momento a otro. Sabia sentencia de un amigo.
A eso agregaria, en cualquier rincon, traspapelados o por fin refundidos con el papel destinado al reciclaje. Claro que con los malos amantes no se puede hacer eso, con ellos es peor, no se pueden reciclar. Es antagonico, sabes que son buenas personas, en un sentido amplio, pero sabes tambien que con respecto al amor les falta una brujula elemental, por ende, a pesar de los altos dotes histrionicos que puedan poseer, siempre terminaran en el tacho, a menos que tengas complejo de pepenador.
Alguna vez acaecí de tan terrible estado, pero actualmente mi complejo es otro, algo que tiene que ver con el horoscopo chino.

(Y veo los caminos que trazamos, lineas infinitas en el aire que un dia se han de juntar, lineas de colores, lineas tibias, ¿qué tipo de lineas tengo que armar para que vengas... mas temprano que tarde?)

Ahora, se me ha antojado comer conejo. Iré la proxima semana. :B

domingo, 20 de mayo de 2012

Demasiado delante de la niña

Fue el día aquel en que nos levantamos a las 2 de la tarde para desayunar. Estuvimos toda la mañana echados en la cama revisando páginas astrológicas que decían quien eras, cual era tu personalidad secreta. Descubrimos que en tus vidas pasadas habias sido un revolucionario intelectual a favor de los derechos humanos y de la mujer. Sera por eso que te amo tanto, me rio, te extraño tanto. Fuimos al mercado a desayunar un par de jugos, lúcuma con leche para mi, plátano con leche para ti.

-¿Y que es de tu amiga Cecilia? –dijiste.
-Bien, hoy día va a remodelar el cuarto de los bebes.
-¿Jueves?
-Si, me ha pedido que vaya a ayudarla.
-Vamos, pues.

Ay Cecilia, él me siguió, me insistió en venir a ayudarte. El bebe esta durmiendo, felizmente, pero Luciana, la pequeña, la de 3 añitos, no dejar de estar revoloteando por toda la habitación, desordenando lo que nosotras ya pusimos en su sitio.

-Ay, Cecilia, soy feliz pero la felicidad no es productiva…
-No se puede tener todo en esta vida. Habla mas bajito, no te vaya a escuchar tu chico. Pero cómo les va, cómo te va…
-¿A veces no te dan ganas de romperlo todo? Destrozarlo, aniquilarlo, tengo sed de aventura
-¡Has visto esa película donde la ciudad queda destrozada! ¿Cómo se llama?
-Ay no se, pero a veces siento que falta emoción, debería haber un terremoto pronto
-Oye si, el otro día vi un documental sobre el terremoto de Fukushima, parecía el fin del mundo
-¡Eso! ¡Debería ser el fin del mundo pronto!
-Cállate oye, vas a despertar al bebe.

Amor, puedes poner esta mesa por acá. Estos cojines van para allá. El camarote lo moveremos así. Hay que sacar la bolsa de basura también.

-Aj qué es esta porquería
-¿Que?
-Ceci, esto de aca, parece carne podrida
-Ay no, seguro se salió de la bolsa de basura… menos mal cayo encima del periódico, hay que botarlo…
-Pero es el periódico de hoy
-Compras otro, ahí viene tu chico, dile que se lleve todo esto
-Aj, apesta
-¿Qué paso?-
-¡Qué se te cayo esta mierda mientras sacabas la basura! Llévatelo. No me mires así, solo llévatelo. Ay Cecilia, a veces me dan ganas de matarlo, como si fuera un cachorrito y torcerle el pescuezo ¡quien te manda ser tan tierno y obediente! ¡Así!
-Cuidado con mi plumero
-Mami…
-Oh Lucianita, que pasa
-Tengo un cuento, mami.
-Oh que linda tu hijita, hace unas semanas aprendio a hacer oraciones y ahora ya hace cuentos, que risa…
-Amor, ya eche eso que apestaba y ya me lave las manos.
-Bien amor, ahora ven, vamos a escuchar el cuento de Lucianita… Atentos los tres por favor, que risa
-Se llama Jueves, día del fin del mundo. Ellos decidieron matarlo, romperlo, partirlo, estrujarlo, aplastarlo, demolerlo, destrozarlo, pisarlo, golpearlo, reventarlo, aniquilarlo, mutilarlo, asesinarlo…
-Creo que hemos hablado demasiado delante de la niña…

¿Cuando regresas con esta cancion otra vez? ;)

miércoles, 9 de mayo de 2012

Así que quieres ser tigre, entonces yo seré serpiente

Los vi como un par de colegiales.

Se puede ver divertido desde afuera pero no se si desde adentro permanecer en ese estado sea realmente estimulante. Lo digo porque a mi me gusta reposar.

En la fiesta por ejemplo, que era de disfraces, yo preferí uno de María Magdalena, y así vestida de María Magdalena, muchas veces confundida con la mujer adúltera que se menciona en la Biblia, me senté en el sillón a tomar el trago con mis amigos robots, payasos y james bonds. ¡Tú lo amas!, me decía la bruja, tú lo amas, oh sí. Y yo, ¡no!, ¡jamás!, solo fue un agarre... Me puse de pie para escapar de la avalancha de preguntas, al parecer fue demasiado sorpresivo soltarles lo del beso y el apapacho entre él y yo. Fui hacia la puerta para salir de esa habitación oscura que retumbaba por las preguntas y aún más por la música que llegaba de lleno no sé de que parte de la casa. Apenas abrí la puerta… entraron ellos en capachum. Él la llevaba cargada en la espalda sujetándola por las piernas y ella se sostenía dulcemente de su cuello. No pude escapar a la avalancha de su diversión, sus carcajadas al cielo, sus cabellos sueltos, su disfraz de colegiales. Fueron directamente al asiento que dejé vacío, ella cayó con estrépito y él encima de ella con ternura, todos se rieron y me miraban, sobretodo las amigas, ¿Oye huevona, este no es el que te habías agarrado?, me decían sus ojos. Mira qué lindo se divierte con su novia. Pero claro, mientras María Magdalena era la disforzada y se negaba a amar, la colegiala dijo, simplemente, sí.

Salí por los pasillos entre los demás agarres y abrazos que la penumbra y la música cobijaban. Es que soy una aburrida del carajo, pensé. Mientras tanto, ellos, los del sillón, restregándome en la cara su amor, su divertido amor con color y juventud. Me paso su reverendo amor por los reverendos huevos que no tengo. Y que dios me ampare hasta la próxima encrucijada, hasta el próximo delirio, hasta la vista de quien me haga sentir cosquillas de tan solo mirar.


una vez me dedicaron esta cancion :3 Hidrogenesse - disfraz de tigre

me encantan estas chiquillas!!!! son serias! jajaja :3 G.G. run devil run

domingo, 15 de abril de 2012

Autorretratos

Niña, por qué eres así
Niña, por qué no te importa nada
Niña, qué pasa si alguien te llama
Y tú solo contestas con el silencio
Niña, por qué eres así
Niña, por qué nada te importa
Niña, qué pasa si alguien te arranca los vestidos y tú
Solo reaccionas con el silencio
Niña, por qué eres asi
Niña, por qué nada te importa
Qué pasaría si un día, alguien, yo,
Tocara la puerta para luego romperla a puños
Por encontrarte
Y tú, callada, yacente en la cama, sola
No pudieras contestar por más que quieras
Por estar sumida ya
Irreversiblemente
En tu silencio.

--------------------------------------

Autorretrato de hace tres años



--------------------------------------

Perfo Autorretratos, a Frida Kahlo de Gimena María Vartu

jueves, 5 de abril de 2012

Quien soy yo para decir que no

Lo que me mantiene con vida, eso hago. Ya que tengo que estar acá con picazón en la garganta y resaca, eso pienso. Tal vez por eso también me he sentado a escribir.
Lo imaginé hace unos días cuando caminaba por una calle repleta de gente y tenía al sol de lleno en la cara, en todo el rostro. Sentía tanto calor. Cerraba un poco los ojitos para evitar el brillo. ¿Qué mierda hago acá?, me dije, sigo sin encontrarle sentido a esta extravagante parafernalia llamada mundo. Debería haberme ido hace mucho tiempo, me confesé. Pero aún estoy, caminando. Entonces se me aclaró la mente con tanta luz como cabía en mis mejillas: es por las cosas que hago, si sigo acá es porque cada cosa que hago se encarga de mantenerme viva. No es un hijo, no es un novio, no es un trabajo. Es un día frente al mar de Cerro Azul con una cerveza al costado, algunos cigarrillos, una fila de poemarios por leer. Algo tan distinto a la caminata calurosa y repleta de gente porque el sol no fastidiaba los ojos, al contrario, alegraba el cuerpo, era una bendición. Distinto también porque estaba sola y la playa casi desierta. Con ese paisaje inmenso reafirmé lo de siempre, ¡si voy a estar acá me voy a divertir! Salir de este estado constante de expectación sería despedirme.
Por otro lado, sé que lo volveré a ver. Y cuando vuelva a llamar estaré lista, no tendré nada que hacer, no habrá ninguna tarea pendiente, saldré corriendo a encontrarlo, verlo y estar más viva que nunca.



Qué será, Chico Buarque, con su letra ;)



Oh qué será qué será
Que andan suspirando por las alcobas
Que andan susurrando en versos y trovas
Que andan escondiendo bajo las ropas
Que anda en las cabezas y anda en las bocas
Que va encendiendo velas en callejones
Que están hablando alto en los bodegones
Gritan en el mercado
Está con certeza en la naturaleza
Será que será
Que no tiene certeza ni nunca tendrá
Lo que no tiene arreglo ni nunca tendrá
Que no tiene tamaño

Oh qué será qué será
Que vive en las ideas de los amantes
Que cantan los poetas más delirantes
Que juran los profetas embriagados
Que está en las romerías de mutilados
Que está en las fantasías más infelices
Lo sueñan de mañana las meretrices
Lo piensan los bandidos los desvalidos
En todos los sentidos
Será qué será
Que no tiene decencia ni nunca tendrá
Que no tiene censura ni nunca tendrá
Que no tiene sentido

Oh qué será qué será
Que todos los avisos no van a evitar
Porque todas las risas van a desafiar
Y todas las campanas van a repicar
Porque todos los himnos van a consagrar
Porque todos los niños se han de desatar
Y todos los destinos se irán a encontrar
Y el mismo padre eterno que nunca fue allá
Al ver aquel infierno lo bendecirá
Que no tiene gobierno ni nunca tendrá
Que no tiene vergüenza ni nunca tendrá
Lo que no tiene juicio

miércoles, 28 de marzo de 2012

El amor indescriptible de María

A María Inés:

Los péndulos van y vienen sin cesar, como las personas, nos cruzamos frecuentemente y luego nos alejamos. No interesa, seguimos nuestra consigna: ir y venir en el tiempo, que es vivir, vivir, vivir!
Hay un momento en que las personas dejamos de ser péndulos que van y vienen. Es la pasión. Es reconocer a otro péndulo. Y detener el tiempo.

Hoy me he detenido por ti, María Inés.
Te he comenzado a mirar. Desde la cabellera hasta la punta de los pies. Los dedos de tus manos también y otras cosas que miramos los hombres cuando nos interesa en verdad una chica: los ojos y lo que ellos dicen, por ejemplo. Y te he mirado desde fuera y desde adentro. Te he escuchado, desde los años pasados y a veces desde el futuro.

¿Que puedo decir? Eres una mujer. Como muchas, como todas en el mundo. Como muchas que he conocido. Pero ahora veo a María Inés. Y me gusta María Inés. Me gustas. Y te quiero.

Y por eso he escrito esta carta. Como un animal que espera sentir de nuevo el calor de la primavera. Como quien canta.

Y ahora a esperar, que es lo dramático del asunto, pero bien, todo bien creo yo, entre nosotros. Verás, para mí hay algo seguro y es que dentro de ti habita el amor. Lo he visto en ti todo este tiempo y lo he escuchado de tu cuerpo. Eso me basta, pues es para mí lo más importante. Y por eso te invito a que me des un tiempo, a darnos un tiempo, y así recibir la primavera, juntos.

(setiembre, 2008)

----------------------------------------

María Inés:

Me alegro de haberte conocido
Me alegro de haberte visto
Me alegro de haberte mirado
Me alegro de haberte tomado de la mano
Me alegro de sentir el amor y su impulso junto a ti
Me alegro de haberte soñado
Me alegro de la playa y de tu cintura
Me alegro de conocer la tibieza de tu piel
Me alegro de tus ojitos y de tu "cuídate mucho"
y de tu presencia
Como verás, todo lo tuyo es alegría en mí y por eso quiero ser tu compañero, quiero acompñarte y que me acompañes, darte la seguridad que necesitas, la fuerza para cuidarte, la libertad que buscas, la mano que te lleve, la vida eterna, el complemento a tu vida de mujer. Quiero ser tu hombre, María. Quiero serlo y darte todo.

Tu sonrisa está aquí en mi corazón y quisiera tenerte siempre junto a mí. Soy un hombre y me eres preciosa ¿Cómo no he de protegerte y dar la vida por ti? Si mi destino natural, mi guía, mi deseo es tener una familia ¿Cómo no he de luchar por tener a la mujer más hermosa como compañera? Llevo tu sonrisa en mi corazón, cada día, como el sol.

Sé que he puesto mis ojos en ti, sé que tú no lo has buscado, pero si guardas algún sentimiento hacia mí, déjalo crecer, no tengas miedo, no temas abrir tu corazón hacia mí, déjame estar a tu lado. Este mundo es a veces injusto, terrible, pero aún así es increíblemente hermoso y quiero estar contigo para disfrutarlo. Cuando hay mujeres con amor, cuando hay hombres con fuerza, cuando hay niños, el mundo es hermoso y lo seguirá siendo siempre. Te amo, María Inés.

(Mayo, 2009)

-----------------------------------------

María Inés, estoy comenzando a escribir una obra llamada ausencias (...).

Te quiero decir también que he estado pensado en ti, que este invierno mediocre me cansa el alma, que estos días estoy realmente deprimido y que mi voz desde anteayer se ha vuelto débil como la de una vieja. (...) Tengo miedo, María, de lo que pueda pasar. Tengo miedo de que lo "bueno" que soy no sirva para nada. Me tienta ser malo. (...) Una mujer me quitó la felicidad al irse con un "amigo" mío hace dos años. Me hubiera gustado que tú me devuelvas esa felicidad, y en cierta formas lo has hecho, pero tal vez no eras para mí o como dices, tenemos destinos diferentes. Pero ¡vaya que extraño estar contigo! Sólo estar, como siempre. (...)

Tú eres una buena mujer, aunque no te gusta que te lo diga ¡qué sé yo qué otras cosas que te he dicho o he hecho te han disgustado! Pero soy terco mira, cholo tercazo, y así te repito que eres buena. Y si me enamoré de ti fue por eso. Me dices que solo conozco la parte buena de ti, que no conozco tu lado malo. Todos tenemos uno (...) Tú eres María Inés. Una mujer con el eros a flor de piel (y con el tánatos al anverso), como todas, todas bellas mujeres. No importa si eres buena estudiante o mala estudiante, si eres hetaira o profesora, o poeta, insaciable, borracha, nerd, tigre, mujer, niña, vieja, romántica, positivista-neoliberal, qué sé yo... A mí lo que me importó desde que te conocí no es el verbo "ser" sino el verbo "estar". "María Inés está en el salón", "María Inés llegará tarde, estará a las 5pm". "María Inés está en el baño, ya viene", María Inés está, esta realidad es suficiente para que todo vaya bien (...).

¿Recuerdas la noche en que vimos Cordón Umbilical de Concoloncorvo? Esa noche estabas especialmente hermosa. Tomamos té con tu hermano y te tomé una foto. De regreso te di una hojita. Pero ya ves que desde entonces no me he hecho querer. La verdad que soy un bruto para eso... o es el ímpetu de querer estar contigo. Pero hoy que escribo esta carta estoy muy bajoneado. Hoy estoy realmente frío (...). Mientras tanto te miro y te acaricio. Te admiro en silencio. Admiro tu verdad, la fuerza de tu fidelidad, tu inocencia. Eres tan inocente, María Inés: aún conociendo todo lo malo que hay en el mundo, sigues amando. A aprender de ti.

(Agosto, 2009)

-----------------------------

Los sueños no deben nacer de los miedos, me dijiste ayer....... Lo siento, pero así como lo que no nace no crece, así como un árbol no se esfuerza en dar sus frutos, así como no hay que pedirle peras al olmo; así como lo que Dios no lo da, Salamanca no lo presta...

jueves, 23 de febrero de 2012

Lorito de las montañas

1
Es lindo estar embarazada, mi vientre aún es pequeño pero ya puedo sentir sus pataditas, o tal vez será que estoy muy emocionada, que siento cualquier cosa. Cuando apareció el camión por la carretera lo sentí, el pequeño golpecito, la cosquilla dentro de mí que me hace dirigir la mano inmediatamente ahí, ahí donde todo pasa. Se lo dije a él, pero no me hizo mucho caso, estaba ocupado en detener el camión. Él no quiere aparentar estar nervioso para que yo siga tranquila, para que no me preocupe y confíe en que todo va a estar bien. Yo sé que todo va a estar bien pero también sé que en el fondo él esta nervioso por todo esto, ir a una nueva tierra a buscar una vida mejor para los tres, abandonar lo que hemos conocido hasta ahora, dirigirse a algo completamente nuevo, pondría nervioso a cualquiera un cambio tan brusco, por eso lo comprendo y dejo que él crea que me engaña con su aparente sosiego. Le sonrío al subir a los asientos traseros de la cabina del camión, saludo cortésmente al chofer y al otro tipo sentado detrás de él. Mi amor sube al último, cierra la puerta, me abraza y me mira con ojos de hombre.
El que está sentado detrás del chofer, a mi lado izquierdo, tiene una de esas maquinitas de computación que se pueden llevar, que son portátiles. No deja de mirar a la pantalla que tiene inscripciones raras con mapas, números, flechas, puntos rojos. Miro a mi amor y el lleva su dedo hacia la boca, me hace callar sin que yo haya dicho nada. Tiene razón, está bien, lo único que necesitamos de estas personas es que nos lleven a la ciudad, allí tendremos una vida nueva, lo que ellos hagan no es de nuestra incumbencia, no debemos ser chismosos. Mi amor mira hacia el horizonte, él decidió sentarse conmigo aunque no hay nadie junto al chofer, eso me gusta tanto de él, que esté tanto y tan siempre a mi lado. Mira hacia el horizonte y sus ojos brillan, el día está un poco nublado pero sus ojos derraman una luz tan poderosa y afilada como el sol. Viéndolo a él mirar hacia adelante me quedo dormida en sus dulces hombros, en sus fuertes brazos.

2
¿Cuánto tiempo ha pasado? ¿Anochece o amanece? Es ese extraño momento del día cuando despiertas en una hora incierta, sin luz, sin señales de si se ha ido o está a punto de llegar. Todo sigue igual, el camión aún anda. Lo miro a mi amor y esta vez me deja sin hablar dándome un beso justo antes de que el camión se detenga. Una patadita suave siento, ahora creo que el presentimiento de nuestro hijo hizo que me despertara de pronto.
Mi amor sale rápido del camión, pero aun estamos en una curva de la última montaña para llegar a la ciudad. Se puede ver desde aquí la ciudad, hacia abajo, en el horizonte hacia abajo, algunas de sus luces ya prendidas, tan grandota con sus edificios, sus fábricas, sus torres inmensas que se ven chiquitas desde aquí. Mi marido también mira hacia allá y es increíble como puedo verlo más grande que todas esas construcciones. De pie, firme en la tierra, se pone las manos en la cintura y voltea para mirar al chofer, le dice algo con el movimiento de su quijada hacia arriba. El chofer le dice al otro chico, el de la maquinita de computación que había estado machucando los botones, le dice “ya”, simplemente. El chico deja su asiento y se va hacia atrás, ¿se podía ir hacia atrás?. Por la puertecita que había detrás de las cortinas negras que estaban detrás de los asientos puedo ver, todo el vagón esta lleno de maquinitas, cada una sobre su mesa con un montón de cables gruesos, todas con las pantallas prendidas que palpitan, parpadean, todas con sus inscripciones raras que parecen mapas con flechas y puntos rojos. El chico revisa cada maquinita, una por una, el chofer lo mira y ve la señal de sus manos, desde el centro hacia los extremos cruzarse las manos una encima de otra paralelamente como diciendo también “ya”. El chofer asiente, mira a mi hombre, le dice “si” con la cabeza y mi hombre se va hacia la ciudad, caminando. Me quiero bajar pero los otros me detienen, le quiero gritar y el me vuelve a hacer esa cosa con el dedo y la boca; ahora entiendo, no es para que me calle, es para que no le diga nada a nadie.

domingo, 22 de enero de 2012

Aquí estaré

La calle oscurecida por una tarde roja. Una calle solitaria donde la parejita iba detrás del par de adolescentes, abrazándose y dándose besitos de cuando en cuando. Los cuatro caminaban en silencio aunque nadie hubiera escuchado sus voces planificando, ultimando detalles; silencio de lo inminente, de lo que sucedería sin remedio pues iban a matarlo. Los arrabales de los acantilados estaban cercanos y tras unas pocas cuadras de casitas maltrechas el mar se lucía entre murmullos, ligeramente ensangrentado. La chica se escapaba a veces de la boca de su novio para oír con más atención aquel sonido, una caricia, viene y me hace un piropo suavecito al oído, o no, viene para convencernos de que no lo hagamos, con ese estúpido vaivén, que se vaya a la mierda.
Los de adelante caminaban con las manos en los bolsillos, uno con la cabeza gacha, el otro vigilando que nadie se aparezca para arruinar los planes. Sus pantalones ligeramente debajo de las rodillas eran anchos y llevaban zapatillas y polos que les quedaban grandes. El vigilante tenía ojos fieros y semblante enojadizo, fue el primero en detenerse cuando llegaron a la casa. Su inmediato sacó las manos del bolsillo sujetando un encendedor barato y un cigarrillo que se llevó a la boca. Luego de prenderlo, aspiró una bocanada amplia, ojos fieros lo miraba. El fumador se sacó el cigarrillo de la boca, lo tiró al suelo y lo piso con su zapatilla derecha, ojos fieros no dejaba de mirarlo.
-Ya, ya fue huevón –dijo el novio.
La puerta de la casa se abrió. Pero había tiempo. Entre la vereda de la calle y esa puerta había un jardín que estaba amurallado por una pared de altura mediana. Un caminito recto de piedras pulidas iba de la puerta hacia la reja verde que daba a la vereda y a cuyos costados se levantaban dos torrecitas como un adorno del muro del jardín. Había tiempo porque los cuatro se escondieron tras esas torres mientras el sujeto recorría el caminito con la cabeza distraída en algo que llevaba en las manos, un manojo de llaves revuelto, su cartapacio debajo del brazo era una incomodidad y no alzó nunca la mirada. El primer golpe que recibió tras abrir la rejita verde fue en el estómago, con el palo que llevaba el novio en las manos. Los otros dos arremetieron a patadones cuando el cuerpo se torció hacia el suelo. El sujeto intentó gritar pero una ráfaga oscura atravesó su visión del cielo. La chica, quien por un momento observaba todo con los brazos cruzados, recogió reposadamente las llaves de las manos del tipo cuando los dedos se estiraron, caminó despacio hacia la puerta de la casa, la abrió y entró. Una pelota dobló la esquina en ese momento, pronto vendrían el niño y luego los muchachitos del resto del equipo, esos que se quedaron a comprar un refresco que él no tenía con qué pagar. Hay que esconderlo, huevón, mételo al patio, ¿y luego qué mierda hago con la sangre? lámetela, la van a ver, la van a ver, jálalo rápido, hay mucha sangre maldita sea, solo había que desmayarlo, ese no era el plan, te dije que lo íbamos a matar, solo había que desmayarlo par de imbéciles, a ver cómo resuelven su problema.
El vigilante de ojos ásperos soltó los pantalones del tipo y entró a la casa apresuradamente, la puerta estaba abierta. Una sala pequeña y oscura, muebles percudidos, una vitrina tan poco moderna como el suelo de madera tableada.
-Es por aquí, dijo la chica rascándose el seno derecho por debajo de su polito de tiritas. Un poco oscuro y con polvo, pero la cama está okey.
Ojos ásperos ingresó a la habitación y enseguida prendió la computadora. Sacó un CD del bolsillo ancho de sus pantalones anchos también. Lo ingresó en la bandeja del CPU.
La chica se había sacado las sandalias y había recogido sus piernas sobre la cama, cruzándolas. Un codo suyo se unió a su rodilla y sobre la mano convertida en puño apoyó su mejilla mientras miraba toda la operación que realizaba el muchacho. La pantalla azul daba un poco de luz al ambiente sombrío.
-¿Falta mucho?
-Son unos imbéciles, les dije que yo podía hacer todo solo, pero claro, querían más comisión y ser los guarda guarda, ahora la cagaron.
-Pero cómo ibas a hacer solo todo esto…
-¿Todo esto? Si es una huevada, pude haber venido de noche o entrar solapa cuando el huevón no esté, nada más. En ese momento retiró el CD, lo guardó de nuevo en su bolsillo y volteó con la silla giratoria para mirar a la chica, debajo de su polito de tiritas sus senos lucían voluptuosos. Los tiene grandes como papayas, parecen papayas, son grandes pero algo largas, pensó el muchacho.
-Me sorprendes.
-Yo soy el único hombre acá.
De fuera venían murmullos. Los otros dos intentaban convencer al niño de que solo se trataba de un juego y que el sujeto estaba dormido. Uno lo tenía en su regazo dándole golpecitos de cariño en la cara.
La chica regresó la cabeza desde donde venían las voces; con una nueva mirada invadió al muchacho lentamente.
-Creo que tienes razón, dijo mientras se bajaba las tiritas del polo. Al chico le pareció que así sus hombros brillaban. Se abalanzó sobre ella, directo a su cuello, a besarlo y chuparlo como a la mejor fruta. La mujer se extendió sobre la cama recibiendo poco a poco el peso del hombre. Comenzaron a oírse pasos sobre la madera.
-Loquillo, ¡loquillo Dante!… ¡el chibolo quiere hablar, carajo!
-Ya voy, ya voy, conchasumadre, susurró cuando descubrió el rostro lívido de la muchacha, una flor roja surgida de la agitación. Loquillo se puso de pie, avanzó unos pasos hasta el umbral de salida.
-Ya vengo, no te muevas, quédate acá.
-Lo haría contigo ahorita mismo, debería terminar con él para estar contigo.